The Influence of Vessels on Wine: To Oak or not to Oak

La influencia de los vasos en el vino: roble o no roble

La influencia de los vasos en el vino: roble o no roble

El uso de vasijas de roble y acero inoxidable en la elaboración del vino puede tener impactos significativos en las características del vino. Cada material ofrece distintas ventajas y puede influir en el sabor, la textura y el potencial de envejecimiento del vino. Comparemos el uso de roble y acero inoxidable:

El roble en la vinificación:

Las barricas de roble se han utilizado durante siglos en la elaboración del vino y siguen siendo populares por su capacidad para agregar complejidad, estructura y sabores únicos al vino. A continuación se detallan algunos puntos clave sobre el roble en la elaboración del vino:

Ventajas:

Perfil de sabor: El roble imparte al vino sabores como vainilla, especias, caramelo y, a veces, sutiles notas tostadas o ahumadas. Estos sabores pueden complementar las características naturales del vino y agregar capas de complejidad. Las diferentes variedades de uva exhibirán la influencia del roble de diferentes maneras. Los sabores del roble que pueden aparecer en un vino de garnacha pueden ser totalmente diferentes a los de un vino de Syrah, siendo todos los demás factores iguales.



Textura: Las barricas de roble permiten una microoxigenación lenta, que puede suavizar los taninos y crear una sensación en boca más suave y redonda en el vino. En Res Fortes utilizamos barricas viejas de roble en nuestro vino rosado exactamente con este propósito: añadir estructura.

Potencial de envejecimiento: los vinos envejecidos en barricas de roble suelen tener un excelente potencial de envejecimiento debido a la exposición lenta y controlada al oxígeno y al desarrollo de sabores secundarios con el tiempo.

Desventajas:

Costo: Las barricas de roble pueden ser costosas y tienen una vida útil limitada antes de necesitar reemplazo o restauración.

Influencia en las características varietales: El uso excesivo del roble puede dominar los sabores y aromas naturales de la uva, disminuyendo la expresión varietal del vino.

Recipientes de acero inoxidable en vinificación:

Los depósitos de acero inoxidable se han vuelto cada vez más populares en la vinificación moderna, especialmente para determinados vinos blancos y tintos delicados. Aquí hay algunos puntos sobre el uso de recipientes de acero inoxidable:

Ventajas:

Preservación de la frescura: Los tanques de acero inoxidable no son porosos, lo que significa que no imparten ningún sabor al vino. Esto permite la expresión pura de las características de la uva, especialmente en vinos blancos delicados donde la frescura de la fruta es esencial.

Control de temperatura: Los tanques de acero inoxidable ofrecen un excelente control de la temperatura durante la fermentación, lo que permite a los enólogos preservar aromas delicados y evitar que se desarrollen sabores desagradables.

Fácil mantenimiento: Los tanques de acero inoxidable son fáciles de limpiar y mantener en comparación con las barricas de roble.

Desventajas:

Falta de influencia del roble: si bien el acero inoxidable es excelente para preservar la pureza de la fruta, no aporta ningún sabor derivado del roble, que algunos enólogos y entusiastas del vino valoran.

Exposición limitada al oxígeno: los tanques de acero inoxidable no permiten el mismo nivel de contacto con oxígeno que las barricas de roble, lo que puede afectar el potencial de envejecimiento de ciertos vinos.

Conclusión:

En resumen, la elección entre vasijas de roble y de acero inoxidable depende del estilo deseado por el enólogo, la variedad de uva y las características generales que desea lograr en el vino. Se prefiere el roble para agregar complejidad, textura y potencial de envejecimiento, mientras que se prefiere el acero inoxidable para preservar la frescura y pureza de la fruta. Algunos enólogos, como Res Fortes, incluso optan por utilizar una combinación de ambos métodos para conseguir un vino equilibrado y lleno de matices.